EditRegion3
 
Un paseo por nuestra vieja economía rural  
line decor
  
line decor
 
 
 
 


 
 
Un esterero de Meneses

videos relacionados

 

Hijo de un esterero, José Antonio Carbajo conoció el oficio viéndoselo  realizar a su padre. La emigración lo llevó a tierras del norte, pero en sus años jóvenes le tocó ejercer de esterero. La localidad palentina de Meneses conoció unos cuantos artesanos  trabajadores de la enea, con la que hacían los trenzados para confeccionar las esteras.  A la entrada de las casas de muchos pueblos de tierra de Campos, lo primero que se pisaba era la estera, en el portal. Y en los carros, las esteras eran la base sobre la que se depositaban  utensilios, frutos y aperos. Hoy, aún se pueden encontrar muchos mayores en Tierra de Campos capaces de hacer una buena estera. Uno de estos pueblos es Paredes de Nava, que también  contó con muchos estereros. Se puede decir que en todas las casas se tejían esteras para uso familiar. El artesano esterero apenas necesitaba herramientas; con una aguja y un buen haz de eneas remojadas, sólo falta el arte de las manos retorciendo la enea, trenzando tiras y cosiendo unas trenzas a otras con  las hebras hechas del propio material.

 

esterero1

José Antonio Carbajo en el mercado medieval de Paredes de Nnava haciendo una demostración de tejido de enea

esterero2

Las esteras de enea eran las alfombras de las casas de los campesinos; no solían faltar en el portal de entrada a la casa.

esterero3

Con una aguja y cuerda, trenzada con la misma hoja de enea, el esterero va cosiendo unas a otras las grandes trenzas, dando forma a la estera.

subir