logo
Ancha es Castilla y León
            Un paseo por nuestra vieja economía rural
     Principal     Oficios olvidados     Videos     Máquinas y arquitecturas     Pueblos y oficios     Enlaces

 


Los pañeros
de Santa María del Berrocal


Los pañeros de Santa María del Berrocal, el santo y seña de la venta ambulante pañera en las tierras castellanas y leonesas. Todo un pueblo volcado en la venta ambulante, primero con mulas, donde cargaban los fardos de paños, disponiéndolos sobre dos tablas que hacían funciones de estantes donde se exponía el producto, que los pañeros iban anunciando por las calles, incluso puerta a puerta. Su peculiar figura, con guardapolvos gris y algunas telas sobre su hombro, a modo de muestrario, era reconocida por todas las gentes de las zonas rurales de nuestra geografía. Luego, llegó el carro valenciano, de toldo y visera, con mayor amplitud de almacenamiento; y en su afán de progreso, llegaron las DKW y las camionetas Avia. Todo el pueblo se motorizó en los años sesenta del pasado siglo. Los pañeros ya no conocían fronteras, desbordando nuestra comunidad, para llegar a todas partes de España.




monumento


Monumento a los pañeros en Santa María del Berrocal



Fueron pasando a la historia las duras noches de posada sobre las sacas de paja y llegando los tiempos modernos con tiendas y almacenes textiles con los que cada vez competían los del Berrocal con más dificultad. Unos, simplemente, se jubilaron; otros pusieron tienda o almacén allí donde les surgía la competencia. Felipe Reviriego se instaló en Cataluña, a donde antes ya llegaban los pañeros con su mercancía. Juan Catobal Sánchez aguantó con el camión hasta su jubilación. Hoy, retirados los viejos pañeros de Santa María del Berrocal, sus descendientes están repartidos por toda la Península.

 

 

 

 

pañero1

Juan Catobal, fue pañero toda su vida. Conoció la
venta con carro en sus primeros tiempos;
después, las camionetas Avia, viviendo
la misma evolución que el resto de
los pañeros del Berrocal

pañero2

Felipe Reviriego, otro pañero jubilado. El optó por marchar a Cataluña, donde siguió viviendo de la
venta de tejidos
tienda

Algunos pañeros pusieron almacén en la localidad. Pero sólo los que se instalaron en las ciudades consiguieron prosperar en el negocio pañero


 
Más oficios...
 
  Aviso legall  Mapa del sitio.  Contacto