logo
Ancha es Castilla y León
            Un paseo por nuestra vieja economía rural
     Principal     Oficios olvidados     Videos     Máquinas y arquitecturas     Pueblos y oficios     Enlaces

 

 

Dos marraneros
de Palazuelo de Vedija

 

Fue el pueblo de los marraneros. Palazuelo de Vedija surtió de cerdos a todas las tierras castellanas. Con una fusta por toda herramienta, y con una peculiar blusa negra, conducían las piaras por los caminos, llegando a las plazas de los pueblos, donde entraban en contacto con la clientela, que les cogía un lechón para cebar y hacer la matanza, una vez engordado. Trabajaban casi siempre a fiado. Con la cosecha, los labriegos reunían el pago necesario que le entregarían al marranero cuando regresara unos meses después. Los marraneros recorrían los mercados de ganado para reunir las piaras que luego llevarían por los pueblos. En las fincas extremeñas compraban los lechones de pata negra. Y con la prosperidad del negocio, llegaron los carros de toldo con cajones-jaula en su fondo, donde transportaban los lechones. Buena parte del pueblo de Palazuelo se dedicó, al menos desde el siglo XVII, al trato de ganado de cerda. Quizá la proximidad a las grandes ferias de Cuenca de Campos, Villalón y Medina de Rioseco estimuló su vena comercial, dedicándose a este singular trato.

marranero

Quiliano y su hermano Gregorio recorrieron toda la
región vendiendo cerdos que compraban en los
mercados de ganado de Zamora y Medina de
Rioseco y en pueblos de Extremadura

De los últimos en el oficio, los hermanos Quiliano y Gregorio González Fraile aún mantenían el trato por los pueblos en los años sesenta del pasado siglo. Como ellos, unos cuarenta marraneros del pueblo seguían recorriendo la región por esos años. Gregorio y Quiliano se movieron toda su vida, desde sus años escolares, dentro del oficio, jubilándose con él. Otros, haciendo gala de un encomiable afán de supervivencia, ante la necesidad de cambio impuesta por el signo de los tiempos modernos, pusieron carnicería en la ciudad. Hoy, sus descendientes les rinden homenaje con el "monumento al marranero"; un oficio que fue seña de identidad de Palazuelo.

 

 

 

 

monumento

Monumento a los marraneros de Palazuelo de Vedija

carro

El carro jaula con el que los marraneros recorrían los pueblos cargados con los cerdos
marraneros

Los jóvenes del grupo de danzas de Palazuelo visten el blusón negro, evocando el oficio de los viejos marraneros de la localidad
 
Más oficios...
 
  Aviso legall  Mapa del sitio.  Contacto