logo
Ancha es Castilla y León
                           Máquinas y arquitecturas
     Principal     Oficios olvidados     Videos     Máquinas y arquitecturas     Pueblos y oficios     Enlaces
 

Salinas

 

 

 

administración de las salinas
La importante producción de sal que el estado mantenía en Poza, requería de una administración
que se organizaba desde esta casa del
administrador de la sal.

Las tierras castellanas y leonesas se abastecieron de sal producida en salinas de interior. Las mayores producciones procedían de Poza de la Sal, en la Bureba burgalesa. Las salinas de Añana, en Álava, también obtenían una notable producción, llegando a ser equiparable, en algunas épocas, a la producción de Poza. También esta sal se distribuía por las tierras castellanas. En menor nivel de producción, Rosío también contribuía al abastecimiento de los alfolíes del interior. Otros puntos, en tierras de Castilla, también produccían sal, entre los que cabe señalar las lagunas de Villafáfila, de donde se tienen noticias de producción de sal en épocas prehistóricas; en los últimos tiempos de su producción, en el siglo XIX, Villafáfila se dedicó a la producción de salitre. Medina contó también con una modesta producción de sal de sus fuentes salinas, que a finales del XIX sirvieron para levantar un complejo termal que hoy se ha vuelto a poner en funcionamiento. Laguna de Duero contó también con unas pequeñas eras de sal, junto a su laguna, donde se obtenían unos pocos miles de arrobas de sal; muy próxima a Laguna, Aldeamayor contaba con algunas pozas de agua salina, que igualmente aprovechaban para la cristalización de la sal.
El procedimiento de obtención de la sal se basaba, en todos los casos, en la evaporación del agua salina, la salmuera, sobre pequeñas balsas de apenas 30 cms de profundidad, la eras. En Poza de la Sal, el mineral salino se encontraba bajo tierra, cubierto por una gruesa capa de arcilla. Para la obtención de la sal, se hacía pasar agua dulce procedente de fuentes próximas, a través de galerías excavadas, consiguiendo disolver la sal mineral, que era conducida, en forma de salmuera, hasta las eras. Éstas, dispuestas a lo largo de la ladera, disponían de balsas de almacenamiento de la salmuera, de donde se sacaba el agua con unos cigüeñales, o pingostes, como los llamaban los salineros; con ellos, llenaban los arquetones que , a través de canales, conducían el agua a las eras. El salinero, iba regando la era periódicamente, valiéndose de unos largos cucharones, las regaderas. Bajo la era, sustentada sobre un entramado de piedra y madera, se almacenaba la sal que después era llevaba a los tres almacenes con los que contaba Poza, de administración del estado.
En el siglo XX, con la explotación de la sal ya en manos privadas, los salineros producían y comercializaba su propia sal. En los años sesenta del pasado siglo, con la industrialización, Los salineros abandonaros las eras y emigraron a los núcleos industriales; sobre todo al País Vasco.

   
Almacén de sal
Contaba Poza con tres almacenes de sal de administración pública. Éste era el mayor de
los tres; era conocido como el Depósito
salinas
La sal ya ha cristalizado en la era; se puede observar el pingoste para la extracción del agua y la balsa con la salmuera
salinas
En la era, recogiendo la sal con el rodillo
salinas
Aspecto de algunas de las eras de sal recuperadas en Poza; junto
a las eras, se aprecia una balsa, donde se almacenaría la salmuera.
   
almacén Trascastro
Trascastro, ruinas de uno de los almacenes de sal de Poza.
Almacén la Magdalena
La Magdalena, el tercer almacén de sal con que contaba Poza
   
Rosío
Salinas de Rosío. Se puede apreciar el suelo de las eras a base de pequeños cantos rodados.
Añana
Salinas de Añana recuperadas. La era se sustenta sobre armazones
de madera que cobijan debajo el almacén de sal
   

añana
Añana; canales de madera conducen la salmuera desde las fuentes hasta las eras inferiores.

Eras Añana
Moviendo la salmuera en las eras de Añana

   
Villafáfila
Villafáfila explotó la sal de sus lagunas desde la antigüedad. Su último aprovechamiento, en el siglo XIX, fue una fábrica de salitre, luego aprovechada como fábrica de harinas
Salinas Medina
Medina del Campo levantó un balneario en el lugar
de sus antiguas salinas
 
subir
 
  Aviso legal  Mapa del sitio  Contacto