logo
Ancha es Castilla y León
                           Máquinas y arquitecturas
     Principal     Oficios olvidados     Videos     Máquinas y arquitecturas     Pueblos y oficios     Enlaces
 

Molinos y aceñas

 

 


Cabreros
Molino de viento de Cabreros del Monte, en Tierra de Campos, donde los cursos de agua son inexistentes

La molinería fue una industria rural común a todos nuestros pueblos. Desde pequeños molinos manuales hasta las grandes aceñas sobre los ríos principales, pasando por las tahonas tiradas por caballerías o los molinos de viento de las tierras más áridas, Castilla y León contó con toda la variedad de artefactos de molienda del grano repartidos por toda su geografía. Los canteros de Cardeñosa, además de bordillos, labraban pequeños molinos de mano que los lugareños les encargaban para moler su modesta producción. Pero en el otro extremo, grandes propietarios nobles y monasterios disponían sobre el Duero de sólidas construcciones de cantería que, como naves varadas, molían el grano con grandes ruedas impulsadas por el agua. Peñafiel, Tordesillas, Toro o Zamora reunían en sus términos un número importante de aceñas. Así, Tordesillas llegó a contar con 23 ruedas de aceñas en La Peña, Zofraguilla, Aslúa o el Postigo. Grandes propiestrios como el monasterio de la Santa Espina o Las Claras eran titulares de parte de ellas. Peñafiel contaban con un número similar. En Zamora capital, se han restaurado las de Olivares, un complejo de tres edificios cada uno con sus correspondietes ruedas verticales y sus muelas, solera y volandera, y con la característica pesquera para desviar las aguas y hacerlas pasar por el canal de las ruedas. La mayoría de los molinos castellanos eran de rodezno horizontal. el sistema hidráulico más sencillo, pues trasmitía el movimiento directamente a las muelas, sin necesidad de de engranajes. Las grandes aceñas, sin embargo, utilizaban la rueda vertical, que precisaba de engranajes para transmitir el movimiento a las muelas.

Entre las construcciones molineras singulares, cabe señalar los molinos de viento de la Tierra de Campos. Territorio triguero por excelencia, pero carente de cursos de agua suficiente en el verano. Hay constancia documentalde la existencia de molinos de viento en Medina de Rioseco, de los que no ha quedado ni rastro; pero algunos pueblos han conservado al menos las ruinas de sus antiguos molinos de este tipo; así, aún se pueden observar los cubos cilíndricos de los molinos de Villafrechós o Cabreros del Monte. Y en la Maragatería, sobre una pequeña colina, aún permanecen los restos del molino de viento de Laguna de Somoza.

Y la tecnica molinera también se empleó para la molienda de otro tipo de granos. En Castrocntrigo, enla provincia de León, quedan aún los edificios de varios molinos de chocolate. En Candeleda, localidad pimentonera, varios molinos, algunos aún en pie, molían el tradicional pimentón que llegaba a nuestros pueblos meseteños, cargado por los arrieros de Serranillos. En Madrigal de la Vera queda el último molino pimentonero hidráulico. Molió durante siglos en Candeleda hasta que sus ruedas y demás elementos fueron vendidos a un pimentonero de Madrigal.

Las fábricas de harina acabaron con todos los molinos tradicionales progresivamente, desde mediados del siglo XIX.



 
Cabreros
Interior del molino de viento de Cabreros. su construcción en buena sillería ha permitido la conservación de parte de la edificación. En muchos otros casos, se utilizaba el adobe, que no ha resistido el paso del tiempo, no quedando ni rastro de casi ninguno de ellos
Villafrechó
La imagen enhiesta de este espectacular molino de viento en Villafrechós esconde la ruina que en su cara oculta se está produciendo con el desmoronamiento de la piedra.

Villafrechós
El adobe, menos resistente al paso del tiempo,
apenas ha dejado huellas de los viejos molinos
de viento como éste de Villafrechós

Laguna de Somoza
También en la Maragatería se valieron del recurso del viento
para moler. La última huella es este molino de Laguna de Somoza
tolva
Tolva del molino de Zorita
Zorita
Sobre el Adaja, este molino en Zorita de los Molinos es uno
de los últimos que áun es capaz de moler
Aceñas
Como barcos sobre el agua, estas aceñas junto al puente de Tordesillas son testigo de la poderosa industria molinera que se levantó sobre el Duero.
Zorita
El molino de Zorita de los Molinos, en plena
molienda, con el rodezno girando
La Peña
Sólidas estructuras de piedra sobre el río permitían mover buen número de muelas en aceñas como ésta de La Peña, en Tordesillas.
Tordesillas
Sobre el mismo puente de Tordesillas, ruedas más sofisticadas
y poderosas se intalaron en el siglo XIX para mejorar el
aprovechamiento de la fuerza del agua
.
Olivares
La reconstrucción de las aceñas de Olivares, en Zamora, permite comprobar la estructura y el funcionamiento de las antiguas instalaciones molineras sobre el Duero.
Rueda
La rueda vertical, con sus álabes, transmitía la fuerza del agua,
a través de engranajes, a las muelas horizontales. Aceñas de Olivares.
   
 
subir
  Aviso legal  Mapa del sitio  Contacto