logo
Ancha es Castilla y León
                           Máquinas y arquitecturas
     Principal     Oficios olvidados     Videos     Máquinas y arquitecturas     Pueblos y oficios     Enlaces
 

Esquileos y lavaderos de lana

 

 

Rancho de Alfaro Ruinas del esquileo de Alfaro

El gran moviento de rebaños trashumantes entre los pastos de verano de la Cordillera Cantábrica y el Sistema Ibérico y las dehesas extremeñas colocó a Segovia en una posición estratétiga donde confluían la Cañada Real Leonesa Oriental y la Cañada Soriana. Por las Sierras de Sosomosiera y Guadarrama, lugar de paso de las merinas, grandes propietarios de rebaños establecieron sus esquileos, donde se esquilaban muchos miles de ovejas a finales de la primavera, de camino a los pastos del norte. Los esquileos eran edificaciones destinadas a acoger a varias decenas de esquiladores, y grandes rebaños, a los que se exponía en una cuadra estrecha, el "bache", a una situación agobiante por la falta de espacio, que hacía sudar al animal, ablandando la lana, facilitando así el esquileo. El esquileo se hacía en una sala más amplia, el "rancho" donde los esquiladores procedíansin descanso, a esquilar a tijjera, una a una, todas las merinas. Con almagre, los esquiladores iban anotando sobre las paredes el número de vellones que iban saliendo y quién era su propietario. La tarea no se interrumpía ni los días de fiesta; los esquiladores contaban con licencia especial para ello, contando el rancho con una capilla, donde un capellá rezaba la misa en presencia de los esquiladores sin que estos interrumpieran el esquilado. Los esquileos tenían también una sala comedor donde los esquiladores reponían fuerzas, el mínimo tiempo imprescindible. Además, existía la lonja donde se almacenaban los vellones y la peguera, donde se preparaba la pez para marcar a los animales una vez esquilados. A finales del siglo XVIII, había en Segovia 27 casas de esquiIeo y 12 lavaderos de lana. En algunos, como el de Santillana, llegaban a trabajar hasta 300 esquiladores con diferentes funciones: llegadores, pelambreros, factores, recibidores apartadores, vedijeras, moreneros, echavinos o escanciadores.

Los ranchos de esquileo han dejado huella en las tierras de Segovia. Uno de ellos, el de Cabanillas del Monte, se ha conservado íntegramente, con todas sus dependencias, gracias a los desvelos de la familia Peñalosa, su propietaria. Otros, sólo son ruinas; algunos de ellos conservan los espacios de lavadero donde era lavada la lana; eran grandes balsas de agua; algunas de buena cantería, como el de Perella. Otros, llaman la atención por sus grandes dimensiones, caso del esquileo de Santillana: Algunos, como el de la localidad de Sigueros, está perdiendo los últimas placas de yeso del rancho,con las marcas rojas de los esquiladores deshechas por el suelo.



Cabanillas
Rancho del esquileo de Cabanillas del Monte, conservado
íntegramente por la familia Peñalosa. Al fondo
, en un piso superior, la capilla

 
Rancho Alfaro
El rancho, una larga nave donde se esquilaban miles de ovejas
 
Rancho de Alfaro
El lavadero de lanas del esquileo de Alfaro
 
marcas
Marcas de los esquiladores, anotando las pilas de lana esquiladas y sus propietarios
 
El Espinar
Esquileo del Espinar. Junto a los esquileo, sus propietarios, familias nobles pudientes,
solían contar con buenas residencias.
Esta pertenecía al marqués de Perales.
santillana
Algunas dependencias de esquileos, con buena mampostería,
aún se aprovechan de apriscos, como estas del esquileo de Alfaro

 
santillana
Esquileo de Santillana
santillana
Esquileo de Santillana, quizá el más grande de todos los de
la provincia de Segovia, reunía hasta 300 esquiladores cada
temporada. Hoy sólo son ruinas
.
 
SiguerosRuinas del esquileo de Aldealapeña, en Sigueros
Ortigosa
Esquileo de Ortigosa del Monte, con el escudo nobiliario de
su propietario en el frontispicio de la entrada
 
Perella
En Villacastín, se ha conservado la balsa de uno de los lavaderos de lana mayores de la provincia de Segovia, el lavadero de Perella.
santillana
Los esquileos contaban con una sala para calentar
la pez, con una buena chimenea, con la que
marcaban a las ovejas una vez esquiladas.

 
     
 
subir
 
  Aviso legal  Mapa del sitio  Contacto